Llámenos (4) 444 96 34

Clic para ampliar imagen

Beneficios del Agua Pura

La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda beber al menos dos litros de agua al día para mantener el organismo sano e hidratado. Sin embargo, es innegable que en la actualidad existe una predilección por las bebidas artificiales y son varios quienes creen que tomar una bebida cola es igual de beneficioso que beber agua pura.

El cuerpo humano está compuesto fundamentalmente de agua, un elemento que debe ingerirse diariamente en importantes dosis. Todos los días nuestro cuerpo realiza un sinnúmero de procesos en los que se pierde agua, por lo tanto es necesario que le ayudemos a mantener el equilibrio compensando ésta pérdida. Entérese de los principales beneficios de beber agua pura con el infográfico que aparece a continuación.

VER INFOGRÁFICO DEL AGUA 

Razones para consumir agua pura

  1. El agua es la molécula primordial en la vida.
  2. El agua y sus propiedades, determinan la mayor parte de las propiedades de la materia viviente.
  3. El agua es imprescindible para la vida de todo organismo, mientras que hay organismo que están capacitados para vivir sin luz o sin oxigeno.
  4. El agua fue origen de la vida terrestre, que se mantiene en el agua.
  5. El agua está presente en todos los procesos metabolismo, imprescindibles en los seres vivos, y es el medio en el que se cumplen todos los fenómenos físico-químicos de la ida celular.
  6. El agua está en gran parte de la composición celular y literalmente, las células flotan en ella.
  7. El agua está el 60% del cuerpo de un hombre adulto, en el 50% del de la mujer y en el 80% del de un niño recién nacido.
  8. El agua pura es una mezcla de 33 sustancias diferentes además del hidrogeno y oxigeno.
  9. El agua, si falta en un cuerpo humano por deshidratación, puede producir diversas enfermedades.
  10. El agua del cuerpo ha de ser repuesta a diario y el aporte diario ideal para un adulto está entre uno y dos litros al día.
  11. El agua es la única bebida que no está contraindicada para nadie, mientras que sus efectos saludables son tantos que resulta difícil reseñarlos a todos.
  12. El agua facilita la digestión, regula la temperatura corporal, previene el estreñimiento, reduce el apetito en las dietas de adelgazamiento y favorece la salud de la piel entre otras muchas propiedades.
  13. El agua, durante el embarazo y la lactancia, debe ser consumida en gran cantidad.
  14. El agua, tras el ejercicio, reemplaza los líquidos perdidos por el sudor.
  15. El agua tiene numerosas propiedades terapéuticas, es muy necesaria en los procesos urológicos, previene las infecciones de las vías urinarias y ayuda a luchar contra los cálculos renales, actuando como un disolvente del calcio en la orina.

¿De dónde proviene el agua que consumo?

Su agua potable proviene del agua superficial o del agua subterránea. El agua superficial se define como el agua que nuestros sistemas bombean y tratan de las fuentes expuestas al ambiente, tales como ríos, lagos y represas. El agua que se bombea de los pozos perforados en los acuíferos subterráneos y de formaciones geológicas que contienen agua, se conocen como aguas subterráneas. La cantidad de agua producida por un pozo depende de la naturaleza de la roca, arena, o tierra del acuífero del cual se bombea.

Los pozos de agua potable pueden ser poco profundos (de 50 pies o menos) o profundos (más de 1000 pies). Hay más sistemas de agua que cuentan con fuentes de aguas subterráneas que con fuentes de aguas super- ficiales (aproximadamente 147,000 a comparación de 14,500), pero más personas toman su agua del siste- ma de aguas superficiales (195 millones a compara- ción de 101,400). Los sistemas de abastecimiento de agua de gran escala tienden a utilizar las fuentes de agua superficiales, mientras los sistemas de agua de menor escala tienden a utilizar agua subterránea. Su servicio público de agua potable o el departamento de obras públicas pueden indicarle cuál es su fuente de abasto de agua pública.

¿Cómo llega el agua a mi grifo?

Generalmente, una red de tubería subterránea lleva el agua potable a las viviendas y empresas desde el sistema de agua. Los sistemas pequeños que solamente abastecen a pocas viviendas pueden ser relativamente sencillos, mientras un gran sistema metropolitano puede ser sumamente complicado en ocasiones puede consistir de millas de tubería que abastece a millones de personas. El agua potable deberá cumplir con los estándares de salud requeridos al salir de la planta de tratamiento de aguas. Después de que el agua tratada salga de la planta, se monitorea dentro del sistema de distribución para identificar y solucionar cualquier problema que surja, tales como fugas de la tubería principal, variaciones en la presión o el crecimiento de microorganismos.

¿Cómo se trata mi agua para hacerla segura?

El servicio público de agua potable trata cerca de 34 mil millones de galones de agua todos los días.1 La cantidad y tipo de tratamiento aplicado varía con la fuente y calidad del agua. Por lo general, los sistemas de agua superficial requieren más tratamiento que los sistemas de agua subterránea porque están expuestos directamente al ambiente, el residuo de la lluvia y nieve derretida. Los proveedores de agua utilizan una variedad de procesos de tratamiento para eliminar los contami- nantes del agua potable. Estos procesos individuales se pueden organizar en un “tren de tratamiento” (una serie de procesos aplicados en una secuencia predeterminada). Los procesos más comunes incluyen la coagulación (floculación y sedimentación), filtración y desinfección. Algunos sistemas de agua también utilizan el intercambio y absorción de iones. Los sistemas públicos de agua seleccionan la combinación de tratamiento más adecuada para tratar los contaminantes que se encuentran en la fuente de agua de dicho sistema.

Coagulación (floculación & sedimentación):

Floculación: Este paso elimina la tierra y otras partículas suspendidas en el agua. Se agrega el alum- bre y las sales de hierro, o los polímeros orgánicos sintéticos al agua para formar pequeñas partículas pegajosas, llamadas “coágulos,” los cuales atraen las partículas de tierra.

Sedimentación: Las partículas coaguladas se deposi- tan en el fondo naturalmente.

Filtración:

Muchas de las plantas de tratamiento de agua uti- lizan la filtración para eliminar todas las partículas del agua. Estas partículas incluyen el barro, légamo, material orgánico natural, precipitados de otros pro- cesos de tratamiento dentro de la instalación, hierro y manganeso, y microorganismos. La filtración aclara el agua y mejora la eficacia de la desinfección.

Desinfección:

La desinfección del agua potable se considera como uno de los avances más importantes del siglo XX en el ramo de salud pública. Frecuentemente, el agua es desinfectada antes de que entre al sistema de distribución para asegurar que los contaminantes microbianos peligrosos sean eliminados. El cloro, compuestos de cloro, o dióxidos de cloro son los agentes de uso más común porque son desinfectantes bastante eficaces y las concentraciones residuales pueden ser mantenidas por el sistema de agua.